Entrevista Alumnis: Maria Framis

ESARQ-UICMaria Framis se graduó este mismo verano en la ESARQ-UIC y ahora está trabajando como arquitecta en Anantapur, India en la Fundación Vicente Ferrer. Nos cuenta su paso por la escuela y su experiencia como arquitecta voluntaria y además en el extranjero.

Lugar y año de nacimiento: Barcelona, 1989
Lugar de residencia: Anantapur, Andhra Pradesh, India
Ocupación: Arquitecta voluntaria en la fundación Vicente Ferrer

1_Cuestionario rápido

1_a Escoge:

Una ciudad que funcione: Barcelona
Un paisaje agradable: La costa brava
Un libro: Ética para Amador
Una película: Come, reza, ama.
Una exposición: Cerdà i la Barcelona del futur
Una canción: Never know. Jack Johnson
Un artista: William Turner
Un arquitecto: Enric Miralles
Un plato: Melón con jamón
Un deporte: Esquí
Un profesor: Lucía Ferrater
Una asignatura: Proyectos
Un material: Hormigón

1_b Sobre Barcelona:

Eixample: Visión de futuro
La Diagonal: Coser la ciudad
Sagrada Familia: Generaciones
Las Ramblas: Multiculturalidad
Glorias: Incertidumbre
L’Illa: Gran acierto
Forum 2004: Desierto
22@: Negocios

2_Preguntas

¿Por qué estudiaste arquitectura? ¿Qué es lo que más valoras de los estudios de arquitectura, lo que más te ha servido para ejercer la profesión o personalmente?

Casi ni me lo planteé, fue totalmente vocacional. Desde pequeña había querido ser arquitecta.
Lo que más valoro personalmente es su vertiente creativa y el “trabajo de campo”, pensar qué usos deberá acoger el proyecto al que te enfrentas, cuáles serán los usuarios, los recorridos, en resumen imaginar cómo se va a vivir. La mezcla de disciplinas en la arquitectura es lo que más me atrae, así como la combinación de lo técnico con lo creativo.

¿Qué destacarías de tu paso por la ESARQ? ¿Qué crees que aporta a sus alumnos en comparación con otras escuelas?

Sin duda el trato personalizado. Este es uno de los casos en los que ser menos aporta más. Creo que es una escuela muy implicada con cada alumno, en la que son los profesores los que se adaptan a la forma de entender la arquitectura de cada uno de nosotros y nos guían para encontrar nuestra forma de hacer arquitectura, enriqueciendo asimismo las clases y a nosotros mismos.

¿Qué consejo darías a un estudiante de la ESARQ, cuando empieza? ¿Y cuando finaliza sus estudios?

A alguien que empieza le diría que lo más didáctico de la carrera no aparece en los libros, sino que se aprende de los compañeros. Rodearse de gente enérgica y con muchas inquietudes es la mejor clave para avanzar con motivación. Trabajar en grupo aporta mucho más de lo que uno se puede imaginar. A alguien que finaliza le recomendaría escaparse a ver mundo, a aprender idiomas y a empaparse del “savoir faire” que nos ofrece el extranjero para luego volver, claro!

¿Qué aportó el PFC a tus estudios? ¿Cuál fue el tema, era adecuado? ¿Quién era tu profesor?

Es el proyecto que más me ha acercado a la realidad y en el que todas las áreas andan de la mano. Te das cuenta que la metodología de la escuela en cuánto a desarrollar las áreas en función de tu proyecto durante los cursos previos al PFC te ayuda a prepararte.

El tema fue vivienda social con un equipamiento en planta baja, yo creo que me equivoqué. Aunque parezca un programa al alcance de todos es mucho más complejo. Innovar es mucho más difícil que con el resto de programas ya que hay millones de ejemplos y al ser una escala pequeña todo tiene que estar perfecto. Creo que para un PFC es un programa arriesgado. Mi profesor fue Jordi Badia junto con Eva Damiá y Jaime Batlle. Me exprimieron pero a la vez me ayudaron mucho a seguir adelante!

¿Cuál fue el siguiente paso al acabar el PFC? ¿Lo tenías planificado?

Unas merecidas vacaciones, después de cinco años de duro trabajo, seguidas de una fantástica oportunidad muy inesperada para hacer realidad uno de mis sueños: un proyecto de cooperación internacional.

©Maria Framis

©Maria Framis

¿Qué obstáculos te encontraste al acabar la carrera para encontrar trabajo? ¿Qué consejo darías a los recién titulados?

La verdad es que aún no me he puesto a buscar trabajo… yo también soy recién titulada. Me surgió la oportunidad de ir a la India como voluntaria y aquí estoy.

¿Cuál fue tu primera experiencia como arquitecto?

Un pequeño proyecto de rehabilitación de unas oficinas, básicamente interiorismo. Fue una colaboración en un despacho de Barcelona.

¿A qué te decidas actualmente? ¿Qué proyectos estás desarrollando? ¿Qué planes tienes de futuro?

Actualmente estoy en Anantapur (India) como arquitecta voluntaria en la Fundación Vicente Ferrer. Como he comentado anteriormente era uno de mis sueños hecho realidad gracias a la profesora Raquel Colacios. Surgió la oportunidad y no pude rechazarla, era el momento perfecto para esta experiencia.
Estoy en el área de “community habitat” de la fundación y específicamente estoy desarrollando un proyecto de exposición-museo permanente donde se mostrará la labor de la fundación. Asimismo tengo la suerte de poder asistir una vez a la semana a visitas de obra, dar mi opinión y participar en pequeñas decisiones sobre proyectos que están en marcha como una ampliación de un hospital, residencias para estudiantes de enfermería, etc.
El método de trabajo en India es muy distinto. A lo que cuesta más adaptarse es a su ritmo, todo aquí sucede muy lentamente, así que a veces nos tenemos que armar de paciencia. Los recursos son limitados, así que realizar cualquier tarea suele ser todo un reto (tener que hacer una maqueta y que no existan planos del lugar, no encontrar ni cartón para hacerla, regatear el precio del corte “láser de última generación” (un carpintero que llega en rickshaw con las planchas de DM atadas con cuerdas y corta las curvas de nivel con un serrucho de una forma extraordinaria). Podría hacer una lista larguísima con todo lo interesante y peculiar que me voy encontrando conforme pasan los días pero no acabaría nunca, aquí cada día se aprenden cosas nuevas!
Sin embargo la arquitectura me parece muy interesante, todo es muy funcional. Creo que para alguien que le interese la cooperación internacional y tenga facilidad de adaptación sí que podría ser una salida laboral. Tendría que empezar como voluntario y al cabo de un tiempo pasar a ser cooperante.
Mis planes de futuro son volver a Europa dentro de unos meses y buscar trabajo en Londres para una temporada.

©Maria Framis

©Maria Framis

¿Qué te gustaría hacer como arquitecto?

Me gustaría desarrollar algún proyecto de gran escala ya que durante la carrera me he centrado más en escalas domésticas.

En la situación actual, de crisis en el sector, ¿cómo crees que se debería posicionar o responder la profesión?

Llamadme optimista, pero yo siempre he pensado que la crisis es una oportunidad. Para los recién titulados como yo para explorar el extranjero y adquirir experiencia y para los arquitectos ya asentados para reflexionar sobre su “modus operandi” y para vivir cada nuevo encargo con más ilusión y detenimiento. Creo que es un período en que todos deberíamos reflexionar sobre la arquitectura de los últimos años y aprender de nuestros propios errores. Del mismo modo me parece muy interesante la vertiente de rehabilitación de antiguas construcciones que está cada vez más a la orden del día.

©Maria Framis

©Maria Framis

Leave a comment

Filed under Entrevistes

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s