Entrevista profesores: Pedro Casariego

El profesor de hoy es del área de estructuras. Muchos le recordaréis de vuestra primera clase práctica de física o del famoso PUENTE de cartulina, que para todos conforma parte de los recuerdos del primer curso de arquitectura.
A estas alturas de proyectos, algunos estaréis ya un poco añorados de aquellos primeros años de arquitectura. Hagamos pues un poco de memoria con la entrevista de hoy a: Pedro Casariego.
pedro casariego
Lugar y año de nacimiento: Santiago de Compostela, 1975
Lugar de residencia: Barcelona.
Asignatura y curso: Estructuras I, profesor de prácticas en Física y Estructuras II.

Escoge:
Una ciudad que funcione: Barcelona.
Un paisaje agradable: Costa norte gallega.
Un libro: Seda, de Alessandro Baricco.
Una película:Ran“, de Akira Kurosawa. Versión japonesa del Rey Lear de Shakespeare con una puesta en escena y una fotografía impresionante.
Una exposición: La primera que vi de Giuseppe Penone.
Una canción: “12:51”, The strokes.
Un artista: Orson Welles.
Un arquitecto: Enric Miralles, por su capacidad de trabajo e inventiva.
Un plato: Aquel que tiene un buen producto de base y no lo esconden con especias.
Un deporte: Futbito o fútbol siete.
Un profesor: Robert Brufau.
Una asignatura: Resistencia de materiales.
Un material: Acero.

Sobre Barcelona:
Eixample: Ejemplo de ensanche de ciudad. Una pena que no se hayan mantenido los interiores de manzana como en el proyecto original y hayan sido comidos por la especulación. Limitan el ámbito del peatón a deambular entre aceras.
La Diagonal: Arteria que articula y conecta, pero a la vez, divide y jerarquiza la ciudad.
Sagrada Familia: Una obra impresionante.
Las Ramblas: Zona con mucha vida, fuerza, color y mezcla de culturas.
Glorias: Una rotonda “comida” por construcciones que está generando un espacio residual. La torre AGBAR impresionante.
L’Illa: Una gran obra de Rafael Moneo y Manuel Solà-Morales. Una parcela enorme y un programa muy diverso. Estos condicionantes suelen ser focos de atracción para proyectos gigantescos, tipo “mole”. Creo que se resolvió muy correctamente.
Forum 2004: Edificios singulares dispersos en un espacio que se ha quedado sin vida.
22@: Una zona urbana que definiría como laboratorio experimental, tanto por el tipo de edificios, como por el tipo de empresas, industrias y artistas que se mezclan en este barrio. Creo que sí, que es una zona urbana que se puede presentar como un “caldo de cultivo” para la innovación.

Preguntas
De la asignatura que impartes, ¿qué crees que es lo más importante a transmitir a tus alumnos? ¿Podrías definirlo en una palabra?
La capacidad de razonar. Que comprendan que tras designaciones, expresiones, o formulaciones que han de aprender, no hay más que un concepto sencillo que han de entender. Un concepto claro y único. Entendida la idea, se sabe su utilidad y su razón de ser.
Un concepto que se razona y que se entiende, no se olvida. Estudiar sin saber para qué sirven las cosas, desgasta mucho y se olvida con facilidad.

¿Qué tiene que buscar los alumnos para complementar lo que aprenden en tus clases?

Buscar la idea sencilla, o el concepto base que hay detrás de las cosas. Ya sea un edificio, una expresión matemática, o un método de construcción.
Y, en general, ¿cómo crees que los estudiantes podrían complementar esos conocimientos que se les transmiten en la universidad?
Intentando unificar los conocimientos que se les transmiten en las diferentes ramas y aplicando esos criterios unificados a las obras que ojean en una revista de arquitectura, o, a edificios a los que vayan en persona. Que no se queden solo en la estética o la imagen que transmite un edificio.


¿Qué ves de la ESARQ que la haga diferente? ¿Qué destacarías de ella?
Su tamaño, la cercanía en la relación alumno-profesor, aulas no masificadas y varios profesores por asignatura. Todo ello crea un entorno que favorece y facilita el aprendizaje.

¿Cómo ves el paso de los estudiantes por la ESARQ? Cómo crees que debería ser su participación dentro de la universidad?.
Rápido. A veces quisiera tener más tiempo.
Lo más activa posible. Que interactúen positivamente para sacar el máximo rendimiento, de los profesores y de sí mismos, en las clases.

¿Cómo piensas que la ESARQ podría mejorar?.
Pienso que la ESARQ mejora día a día. Las mejoras provienen siempre de una actitud positiva, en el afán por mejorar y hacerlo mejor, año tras año. La ESARQ es joven y dinámica, y tiene este espíritu.

¿Por qué estudiaste arquitectura? ¿Qué es lo que más valoras de los estudios de arquitectura, lo que más te ha servido para ejercer la profesión o personalmente?
Realmente me gustaba más el cine que la arquitectura. Los primeros años de carrera leía más libros de cine que de arquitectura. Poco a poco, sin darme cuenta, me fui metiendo en la profesión y decantando cada vez más por la parte técnica de la arquitectura, algo que no me hubiese imaginado años antes.
Arquitectura es una carrera muy completa. Unifica arte y técnica. Se aprende a ser meticuloso, y riguroso por la parte técnica, y obliga a abrir la mente hacia la estética y el mundo del arte. Pocas carreras desarrollan ambas disciplinas.

¿Cuál fue tu primera experiencia como arquitecto? 
Mi primera experiencia no fue nada relevante. Quizás me impactó más la experiencia como colaborador en el cálculo de estructuras de los edificios de viviendas en Ordino de Jean Nouvel, en el auditorio de Fira de Toyo Ito, o calculando torres esbeltas de telecomunicaciones de hasta 96 metros de alto con bases de 3,5 metros. Espero seguir teniendo experiencias muy diversas siempre, por duras que resulten.
Anécdotas muchas, pero no sé si es apropiado contarlas aquí. Igual en secreto, en una clase con vosotros.

¿Cuáles son las actividades o proyectos que estás desarrollando actualmente? ¿Algún secreto (in)confesable?
No tengo secretos. Al final acabo confesando siempre.
Actualmente he colaborado en la rehabilitación de una vivienda entre medianeras en Berga, aunque donde más tiempo invierto es en finalizar mi tesis que consiste en la aplicación de la teoría generalizada de las líneas de plastificación, al comportamiento de paneles curvados de chapa grecada conformada en frío.
Se trata de un proyecto de colaboración entre la ETSEIB de Barcelona y la empresa METALPERFIL. Entre otros productos, esta empresa fabrica chapas grecadas, a las cuales se les realiza una serie de embuticiones, con el fin de curvar la chapa y diseñar arcos que salvan luces entre los 6 y 13 metros con una gran capacidad de carga. Estamos estudiando la influencia del impacto de la embutición en el comportamiento y el modo de fallo de la chapa.

¿Qué destacarías de alguno de ellos?
El tiempo que comen.

¿Has trabajado en el extranjero? ¿te gustaría intentarlo, qué posibilidades ves?
No he trabajado en el extranjero. La vida da muchas vueltas y nunca se ha de descartar ninguna opción. Hoy en día las posibilidades son mayores en el extranjero y creo que siempre es una experiencia positiva.

¿Qué te gustaría hacer o te falta hacer como arquitecto?
Siempre faltan cosas por hacer y la vida es muy corta. Creo que sólo alguien como Oscar Niemeyer, activo y trabajando después de los 100 años, podría permitirse el lujo de decir algo así.

Con tu experiencia actual, pero poniéndote en la situación de un estudiante que acaba la carrera hoy en día, ¿qué le aconsejarías hacer?
Poniéndome en su situación, pensaría en dos cosas. Una, especializarme en aquello que más me gusta, a ser posible en el extranjero, intentar trabajar en un estudio, y aprender un idioma.
La otra, más difícil, estirar un poco más la cuerda, juntarme con unos amigos, montar un estudio, aunque sea en un garaje, y tirarme de lleno a presentarme a concursos durante un tiempo razonable, un año o similar. Sino sale, lo cual puede suceder perfectamente, siempre tengo tiempo de hacer la primera opción.

En la situación actual, de crisis en el sector, ¿cómo crees que se debería posicionar o responder la profesión?
Esta es una pregunta muy difícil de contestar.
La situación actual está en manos de los que nos han metido en ella, que son los máximos exponentes de una sociedad que tira de lo inmediato y fácil sin pensar en las consecuencias.
Obviamente, estos máximos exponentes, han visto con facilidad la forma de pensar de esta sociedad y han atacado de lleno para sacar un beneficio propio, involucrando necesariamente, a todos los sectores profesionales, que han participado, ya sea, por avaricia, o por un fin puramente alimenticio.
Cada sector ha de hacer un acto de reflexión y ver de qué forma ha podido contribuir a generar esta situación. Ser conscientes de que nuestros actos repercuten en la sociedad y en nosotros mismos de una forma u otra, y que no es algo que queda en el olvido y que no genera consecuencias.
La arquitectura ha respondido, ante la demanda del “boom” constructivo, proyectando obras fáciles para un consumo rápido y “galopante”, que luego no ha llegado, y que ha dejado tras de sí un parque inmobiliario inservible y que genera zonas residuales.
Los arquitectos debemos ser conscientes de la situación actual e intentar buscar soluciones alternativas. Soluciones responsables con el medio ambiente, óptimas y competitivas, que repercutan en el precio final de la vivienda y sobre todo, que generen calidad de vida a los usuarios; lo cual es muy importante para el bienestar social. Obviamente, los sectores que confluyen con el nuestro han de intentar también ayudar a conseguirlo.
Para conseguir todo esto, hay que trabajar mucho. Así que estudiad, y ayudad a salir de esta situación intentado hacer lo mejor que podáis vuestro trabajo.

Leave a comment

Filed under Entrevistes

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s