Finalistas al Premio Mies van der Rohe 2011

Cada dos años, la Fundación Mies junto con la Comisión Europea, otorgan este distintivo galardón. Este año los pre-afortunados han sido sobre todo arquitecturas relacionadas con la cultura: tres museos, una sala de conciertos, un teatro para jóvenes y un centro de rehabilitación. El finalista se dará a conocer el 20 de junio en el Pabellón de Barcelona.

Los 6 proyectos vienen de una fase previa en la que se estudiaron un total de 343 obras, de las cuales 36 eran españolas (varios de ellos profesores de la ESARQ en los últimos años).

Neues Museum, en Berlín, de David Chipperfield Architects. En 1997 el estudio inglés ganó el concurso para su reconstrucción. Sólo quedaban las ruinas de un edificio ya abandonado por los bombardeos que azotaron la capital. Lo mejor del proyecto es el respeto a lo existente, y cómo se trabaja la mezcla del pasado del edificio con la intervención realizada.

Teatro Bronks, en Bruselas, de Martine de Maeseneer Architekten. Situado en un barrio modesto del centro histórico, se pone a la cabeza de un proyecto mayor: ser un impulso socio-económico en sus alrededores (galerías, restaurantes, tiendas…). Juega con dos volúmenes superpuestos vidriados, y forma un espacio para salas y otro tipo de eventos además del teatro.

MAXXI: Museo Nacional de Arte del siglo XXI, en Roma, de Zada Hadid. El MAXXI fue concebido para promover las expresiones artísticas de hoy, patrimonio cultural de mañana. También se había previsto como un taller de investigación para los diferentes lenguajes contemporáneos del diseño, la moda y el cine y para establecer un diálogo con el arte y la arquitectura. Inspirado en tres palabras: innovación, multiculturalismo e interdisciplinaridad.

 

 

Concert House Danish Radio, en Copenhague, de Ateliers Jean Nouvel.  El edificio está en las afueras, sobre una zona poco consolidada, y esta incógnita de qué vendrá alrededor fue el motor de trabajo. “No se podía responder más que con la fuerza positiva de la incerteza: el misterio… Será un volumen dejando adivinar su interioridad, un paralelepípedo misterioso, cambiando según las luces del día o la noche” dijo Jean Nouvel.

Museo de la Acrópolis, en Atenas, de Bernard Tschumi. El edificio es un gigante de cristal, hierro, mármol y cemento, duistribuido en tres plantas y que alberga reliquias de hasta 2.500 años de antigüedad encontradas durante diversas excavaciones en la roca sagrada de la Acrópolis.  La luz natural juega un papel muy importante en el edificio para ofrecer un panorama y una sensación distinta a diferentes horas del día.

Centro de Rehabilitación Groot Klimmendaal, en Arnhem (Holanda), de Koen van Velsen. Desde una planta rectangular,  el edificio gradualmente se despliega hacia la cima y cuenta con voladizos sobre el terreno circundante. A pesar de su tamaño, su fachada de aluminio anodizado de color dorado oscuro permite al edificio integrarse con su entorno natural. La naturaleza de los alrededores cuenta con una sólida presencia visual y tangible.

Leave a comment

Filed under Cultura, Notícies, Projectes

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s