Monthly Archives: March 2009

DIsculpen las molestias

Em breve seguimos informando… recta final de exámenes

Leave a comment

Filed under Actualitat ESARQ

Preparació de la setmana Cultural

Ja s’està preparant la Setmana Cultural de la UIC, tot i que encara queda més d’un mes. Serà del 20 al 26 d’abril, aprofintant el dia de Sant Jordi. tres coses hem proposat desde l’ESARQ i el Servei d’Estudiants de la UIC:

- Exposició dels Jocs del Taller Vertical. Ja us vaig demanar que els guardéssiu. Necessito saber quans jocs tenim. Us demano m’envieu un mail els que tingueu un joc al que es pugui jugar.

- Exposició de maquetes. Estem buscant el lloc ideal per fer-ho. Ja us informaré més endavant.

- Concurs per decorar la universitat durant la Setmana Cultural. Aquest és un concurs només per l’ESARQ. S’ha de decorar el pati, les dues escales dels dos edificis i el jardí. Us podeu presentar individualment o en grup. El Servei d’Estudiants us paga el material. El tema, això sí, ha de ser Sant Jordi (llibres, roses, dracs, princeses…). M’agradaria molt que la UIC s’omplís de propostes vostres i que demostréssiu de què sou capaços: instal.lacions, decoracions…penseu que tot això és després de Setmana Santa, ara només heu de dir-me si voleu participar i quin espai voleu per la vostra proposta (un troç del pati, o un tram d’escala, etc.), més endavant, després dels exàmens ja en parlarem més concretament. Us animo a participar, hi haurà tres premis.

Moltes gràcies per la vostra col.laboració.

Judith

Leave a comment

Filed under Actualitat ESARQ

CaixaForum: Richard Rogers + Arquitectos. De la casa a la ciudad

El último humanista. Así se ha defi nido a Richard Rogers por su creencia en la sociedad civil y en la relación existente entre el espacio constructivo y la inclusión social. La exposición ilustra la fascinación de este arquitecto británico por el Movimiento Moderno a través de la concepción del edifi cio como máquina y de su interés por una arquitectura clara y transparente.
Esta muestra monográfi ca, comisariada por el propio Rogers y Olivier Cinqualbre, conservador del Centro Pompidou, que fue presentada en el Centro Pompidou de París coincidiendo con el 30º aniversario de su apertura, consiste en una revisión detallada de los trabajos de Richard Rogers, desde sus primeros años con Norman Foster en la década de los sesenta, pasando por su colaboración con Renzo Piano en los setenta, con el diseño del Centro Georges Pompidou (1971-1977) y repasando los numerosos proyectos desarrollados a partir de 1977 hasta la actualidad desde su propio despacho de arquitectura, ilustrados con todo tipo de materiales: maquetas, dibujos, fotografías, fi lmaciones o escritos del arquitecto.

Tipo de actividad: Exposición
Tipo de público: Público General
Horario: De lunes a domingo, de 10.00 h a 20.00 h Sábados, de 10.00 h a 22.00 h
Precio: Actividad gratuita

CaixaForum Barcelona
Del 06/03/2009 al 07/06/2009

CaixaForum Barcelona
Av. Marquès de Comillas, 6-8. 08038 BARCELONA

Leave a comment

Filed under Agenda Arquitectura

“El hombre construye la ciudad, y la ciudad forma al hombre”

El arquitecto de 76 años inaugura en el CaixaForum de Barcelona la exposición Richard Rogers + arquitectos,que pasa revista su carrera . “El boom de la arquitectura icónica ha terminado debido a la crisis económica”

Tras su paso por el Centro Pompidou de París y por el Design Museum de Londres, el próximo jueves se inaugurará en CaixaForum de Barcelona la exposición Richard Rogers + arquitectos,que pasa revista a la carrera de uno de los más influyentes arquitectos contemporáneos. A sus 76 años, recién llegado de unas vacaciones en la nieve y vestido informalmente – zapatos y camisa de color naranja, jersey azul-,Rogers recibió el pasado martes a La Vanguardia en su estudio londinense, instalado en unos viejos almacenes de ladrillo que se alzan junto al Támesis.
Richard Rogers, arquitecto
Richard Rogers, arquitecto / Brendan Mcdermid

¿Cuándo y por qué decidió ser arquitecto?

Siendo muy joven. Crecí en Italia, en un ambiente propicio. Mi madre era ceramista, mi padre era doctor. Creo que esa combinación produce arquitectos. Luego, en Gran Bretaña, donde había profesores que habían huido del continente en guerra, descubrí la arquitectura moderna. Me gustaba la arquitectura y siempre creí que esta disciplina debía resolver problemas sociales. Siempre aprecié esa implicación que deben tener la arquitectura y el arte con la sociedad y la política.

¿Cómo va a afectar la crisis económica a la arquitectura?

Ya podemos decir una cosa: los años del boom de la arquitectura icónica han terminado. Me gustaría creer que dicha crisis también ha alcanzado a la codicia que está en su origen. Veo en la crisis una posibilidad para evolucionar hacia una sociedad realmente más liberal, más libre, en la que el mercado no sea quien dicte las reglas del juego y donde progrese la conciencia social.

¿Considera al mercado un dictador?

Sí. Ha actuado sin control. Y así estamos donde estamos. Los gobiernos han permitido a los bancos que se comportaran como reyes. Eso ha favorecido muchos enriquecimientos particulares, pero no ha favorecido las políticas sociales. Es hora de apostar por ellas. Entiendo que el gobierno ayude a la banca si está en apuros, pero no debe olvidar a la gente que ha perdido sus trabajos o sus pensiones. Hay que invertir en proyectos a largo plazo, en hospitales, en escuelas, en lugar de buscar obsesivamente los beneficios inmediatos.

Habla usted del final de la era del boom, la que va desde el Guggenheim Bilbao hasta los grandes arquitectos estrella construyendo en los Emiratos, en China o Kazajistán. ¿Cree realmente que ha terminado?, ¿o será un mero paréntesis?

De momento, está claro que habrá menos iconos gratuitos. Lo principal es que las ciudades planifiquen su futuro de un modo ordenado. En eso Barcelona es ejemplar. Ahora bien, tampoco hay que hacer ascos a ciertos edificios vistosos. Es bueno que se levanten edificios hermosos. Hemos estado un poco locos, sí, se nos ha ido la mano en algunos casos, de acuerdo. Pero me opongo a que se oculte la belleza. No entiendo a los que compran arte y lo meten en la caja fuerte de un banco. La calle puede ser una galería de arte arquitectónico. El Guggenheim, que usted ha mencionado, es arte, pero no por ello se olvida de su función.

Usted ha construido en todo el mundo, ha ganado el Pritzker, tiene su propio lenguaje… ¿Se considera un miembro destacado del star system arquitectónico?

No. Nunca he pertenecido a un club. Hasta que ingresé en la Cámara de los Lores.

La arquitectura debe ser espectacular, en caso contrario pasa inadvertida, dijo Daniel Libeskind. ¿Está de acuerdo?

Depende de lo que quiera decir espectacular. La belleza no está en el coste o en las dimensiones sino en la composición, en las proporciones, en la combinación de materiales. Un establo puede ser espectacularmente hermoso. No hay que caer en los extremos, no hay que buscar la atención de la gente con gestos excesivos.

El Guggenheim fue la obra arquitectónica más alabada del cambio de siglo. Ahora las condiciones socioeconómicas son otras. ¿Cuál sería la obra ejemplar de nuestros días?

Se me hace difícil elegir un edificio. Soy más partidario de fijarme en las ciudades que en los edificios que las componen. Y aquí volvemos a Barcelona y a su lección. Su ciudad salió mal del franquismo y ahora está muy bien. Y eso es porque hubo tres alcaldes, Serra, Maragall y Clos, que, orientados por Oriol Bohigas, crearon un excelente armazón para la regeneración de la ciudad.

Usted ha trabajado codo con codo con Maragall, fue su consejero. ¿Qué valores y objetivos compartían?

Por ejemplo, el cuidado del espacio público. La ciudad es el marco de la actividad urbana. El hombre la construye. Y la ciudad forma al hombre. La ciudad es, pues, un elemento clave a la hora de determinar la inclusión o la exclusión social de sus habitantes. Los suburbios sin espacio público brutalizan a quienes los habitan.

Hable, por favor, de sus obras en Barcelona. Por ejemplo, del hotel Hesperia, situado entre Bellvitge y la ruidosa autovía.

El edificio del hotel debe atender a sus usuarios y debe tener también un valor para los transeúntes. Eso es lo que intentamos combinar allí.

¿Qué me dice de la remodelación de las Arenes? Algunos opinan que no merecía la pena recuperar la vieja plaza de toros.

Para comprobar, o no, el éxito de esa obra conviene esperar a que entre en funcionamiento. Yo he disfrutado con este proyecto. No era sencillo rehabilitar una plaza de toros en desuso y devolverle la armonía con una nueva función. A veces la arquitectura tiene esa dimensión poética. Otra cosa es que las obras sean complicadas. Siempre lo son. Debemos actuar frente a muchos problemas y constricciones. Así es la vida. Proyectamos sobre papel blanco, pero no ante una situación despejada. Claro que no. Somos arquitectos, no somos pintores abstractos. Vivimos en el mundo, con sus complicaciones. ¡Y luego están los clientes!

Hablemos de la T-4, su ampliación del aeropuerto de Barajas. ¿Qué es lo que más le gusta de ella? ¿Qué la mejoraría?

Tengo recuerdos de infancia de una estación de París en la que vi partir un tren hacia Estambul. Las estaciones decimonónicas son para mí una fuente de inspiración, con sus enormes espacios y sus destinos lejanos, sugerentes, misteriosos. Quise evocar en Barajas esa atmósfera, en una instalación moderna, pero no por ello parecida a esos aeropuertos actuales de cuño industrial. ¿Qué mejoraría la T-4? Pues, seguramente, un enlace con redes ferroviarias… España, en todo caso, ha sido durante los últimos años un excelente campo de actividad arquitectónica, con una gran combinación de calidad de vida, buenos planes de regeneración, vitalidad y trabajo de alto nivel.

Publicado el día 1 de Marzo en la Vanguardia, escrito por Llàtzer Moix

Leave a comment

Filed under Agenda Arquitectura